¿Qué es la insuficiencia suprarrenal secundaria?

La insuficiencia suprarrenal ocurre cuando las glándulas suprarrenales no funcionan correctamente. No producen la cantidad suficiente de la hormona cortisol.

Usted tiene 2 glándulas suprarrenales, justo arriba de los riñones. Funcionan con el hipotálamo y las glándulas pituitarias en el cerebro para producir cortisol y varias otras hormonas. Estas hormonas ayudan a degradar grasas, proteínas y carbohidratos en el cuerpo. También controlan la presión arterial y afectan el funcionamiento del sistema inmunitario.

Existen tres tipos de insuficiencia suprarrenal, que son los siguientes:

  • Primaria. Este tipo se conoce como enfermedad de Addison. Ocurre cuando las glándulas suprarrenales están dañadas. No producen la cantidad suficiente de las hormonas cortisol y aldosterona. Este tipo es poco frecuente. Puede suceder a cualquier edad.

  • Secundaria. En este tipo, la glándula pituitaria no produce suficiente cantidad de la hormona adrenocorticotropa (ACTH, por sus siglas en inglés). Como resultado, las glándulas suprarrenales no producen la cantidad suficiente de cortisol.

  • Terciaria. Este tipo comienza en el hipotálamo. Esta parte del cerebro no produce una hormona que causa que la glándula pituitaria produzca ACTH. Como resultado, las glándulas suprarrenales no producen la cantidad suficiente de cortisol.

¿Qué causa la insuficiencia suprarrenal secundaria?

La falta de la hormona ACTH conduce a este tipo de insuficiencia suprarrenal. A menudo, se deriva de un problema con la glándula pituitaria, como por ejemplo:

  • un tumor;

  • una infección o enfermedad como la tuberculosis;

  • una lesión en la glándula;

  • problemas genéticos poco frecuentes que cambian la cantidad de ACTH producida;

también puede pasar si usted debe tomar ciertos esteroides por un periodo prolongado. Las personas con problemas de salud como asma o artritis reumatoide tienden a ser más propensos a padecer esta enfermedad.

Síntomas de la insuficiencia suprarrenal secundaria

Los síntomas pueden ser levemente distintos en cada persona. Pueden aparecer lentamente y pueden empeorar con el estrés físico. Puede tener los siguientes síntomas:

  • cansancio (fatiga);

  • debilidad;

  • pérdida de peso;

  • náuseas;

  • vómitos;

  • diarrea.

Estos síntomas pueden ser similares a otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

Tratamiento de la insuficiencia suprarrenal secundaria

Deberá tomar hormonas para reemplazar aquellas que sus glándulas suprarrenales no producen, principalmente el cortisol. Deberá tomar medicamentos tales como hidrocortisona o prednisona.

Tome sus medicamentos exactamente como se lo hayan indicado. Es posible que tenga que tomar estos medicamentos varias veces al día. También deberá cambiar la dosis si se enferma, se lesiona o se enfrenta a otro estrés físico.

También deberá llevar una tarjeta de alerta médica o etiqueta todo el tiempo para asegurarse de que obtendrá la atención adecuada en caso de una emergencia. Cuando viaje, lleve siempre consigo un kit de emergencia que contenga una inyección de cortisol.

Complicaciones posibles de la insuficiencia suprarrenal secundaria

La principal complicación es una crisis suprarrenal. Esto puede poner la vida en peligro. Puede suceder si el cuerpo se encuentra bajo estrés, por ejemplo, a causa de una enfermedad, cirugía o deshidratación. Los síntomas comienzan rápidamente. Busque atención inmediata en los siguientes casos:

  • dolor de estómago intenso;

  • vómito y diarrea;

  • debilidad;

  • confusión;

  • pérdida del conocimiento.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Cualquier cosa que produzca estrés en su cuerpo puede afectar la cantidad de medicamentos que necesita. Llame a su proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Si tiene cualquier enfermedad, en especial fiebre o diarrea.

  • Si queda embarazada.

  • Si necesita tratamiento quirúrgico.

Busque ayuda de inmediato si presenta síntomas de crisis suprarrenal.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.